Tu sei qui

Il Modernismo, una sintesi teorica del periodo storico e della corrente in Spagna

red - Di seguito alcuni appunti sul Modernismo in Spagna. Gli appunti possono essere utilizzati per le classi in cui si studia la letteratura spagnola, ossia per le classi in cui sono stati avviati dei percorsi CLIL in lingua spagnola.

El Modernismo

Modernismo es un término general que se aplica a las corrientes de renovación artísticaen el mundo occidental vigentes a principios del siglo XX. Está relacionado con el art nouveau  de Francia y el modern style de los países anglosajones. Pocos movimientos artísticos sedesarrollan en marcos cronológicos tan difusos. Se le llega a encuadrar entre 1880 y la SegundaGuerra Mundial. Sus antecedentes hay que buscarlos en la estética parnasiana con su amor al "arte por el arte", en el decadentismo finisecular que se sitúa al margen de la sociedad, atacandoa la burguesía y a su moral hipócrita, y en el simbolismo.

Y es que el fin de siglo es un tiempo de profundo cambio. El modernista ha perdido lafe en el progreso material, principal valor para realistas y naturalistas. Se pasa de Darwin yTaine a Nietzsche y Schopenhauer, de lo racional a lo irracional y subjetivo.

Se establece como fecha de inicio del Modernismo pleno el año 1888, cuando se publica Azul, de Rubén Darío, quien utiliza ya la palabra modernismo, con el significado demodernidad. El movimiento modernista supone, pues, una integración de las diversas tendenciasdesarrolladas a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX. Rebrota con él la angustia de laliteratura romántica europea aparentemente vencida por el racionalismo cientificista del sigloXIX, la nostalgia por los momentos felices de la niñez y el retorno a los paraísos perdidos. Endefinitiva, retoma todo aquello que recupere la seguridad o el orden perdidos.

Romanticismo y modernismo coinciden en su apuesta por la pasión, por la evasiónhacia entornos ficticios, en el papel relevante e idealización que concede a la mujer. Mujer que,sin embargo, es, además de bella, perversa, voluptuosa y cruel. Salomé es la encarnación quesimboliza esta idea. Supone, también, la resurrección de lo bohemio que había sido avanzado elromanticismo con su marginalidad negadora del orden social. Algunos modernistas trasladan asus vidas reales sus valores artísticos. Proliferan los amores fatales y los suicidios o muertesviolentas.

El Modernismo acoge influencias de diversos movimientos. Solo rechaza lo vulgar,conformista o rutinario. De ahí la diversidad de tendencias que se pueden diferenciar.

Especialmente relevantes son los movimientos estéticos franceses, la poesía de losestadounidenses Whitman y Edgar Allan Poe, el prerrafaelismo británico y, dentro de lasfuentes hispánicas, Gonzalo de Berceo, Jorge Manrique o los Cancioneros.

El Modernismo Parnasiano surge a partir de un colectivo de poetas franceses que desde1866 construyen mundo imaginarios, que ubican en el lejano Oriente o en la Edad Media,cargados de elementos mitológicos. Escapan así de la realidad física y temporal, tan vulgar ydespreciable, superada gracias a la magia del arte. Dioses, ninfas, centauros, caballeros,odaliscas, pagodas, castillos, jardines, cisnes, elefantes, flores exóticas y perlas preciosas, sonlos adobes que articulan el sueño modernista. Un sueño pleno de reminiscencias románticas, pasiones exaltadas, irracionalidad, fantasía, melancolía y profunda tristeza.El amor está omnipresente en sus obras desde una doble vertiente, la delicada y cortésque exterioriza sentimientos normalmente imposibles, y la erótica y desenfrenada arraigada enactitudes antisociales o amorales.El Modernismo Simbolista tiene también origen francés. Arranca de Baudelaire,Rimbaud, Mallarme y Verlaine. Aquí lo que importa es la sugerencia, aquello que la palabraevoca. Un símbolo se crea para nombrar una realidad que carece de nombre, designa lo nodesignado. Pero, para ser entendido, el poeta debe usar palabras cotidianas a las que dota de unsignificado diferente al que incorporan en la lengua común, y aportar las claves para suadecuada interpretación. Comparte la mayoría de las características señaladas para la línea parnasiana, pero difiere en que su evasión mira hacia el mundo interior del poeta, tiene, por tanto, un carácter más intimista.En su incesante búsqueda de caminos nuevos, deja, poco a poco, de ser modernismo.Esta evolución queda patente en escritores como Antonio Machado o Juan Ramón Jiménezquienes trasladan lo que descubren dentro de sí mismos al mundo exterior que les rodea. El paisaje que describen deja de ser objetivo y se convierte en un símbolo de su yo interior y de la Historia misma.

El lenguaje modernista, al contrario que el realista o el naturalista decimonónicos que sedirigen a un público mayoritario, apunta hacia un sector minoritario, selecto y exquisito, sensible a los adjetivos atípicos y a los exotismos. Dice al respecto Don Manuel Machado: "Y por Modernismo se entiende… todo lo que no se entiende".

Los textos modernistas están cargados de suntuosidad y lujo, de jardines y lagos con pavos reales y nenúfares, y de princesas encerradas en lugares exóticos, llenas de melancolía,que anhelan metas místicas, sexuales o estéticas. Y esos elementos, que encarnan un modeloideal de belleza, son símbolos que se repiten y proliferan en sus páginas.

Los simbolistas dan al verso efectos musicales y aportan nuevas métricas que conjuganel ritmo, el color y la plasticidad. El poeta modernista prefiere versos de catorce, doce y nuevesílabas, y experimenta con variaciones estróficas. Es frecuente encontrar en ellos, por ejemplo,sonetos construidos con versos alejandrinos y serventesios en lugar de cuartetos, o romancescon siete o nueve sílabas. Pero es, sin duda, la silva su estrofa favorita.

En España, modernismo y generación del 98 son dos movimientos simultáneos quetienen un origen común: la insatisfacción por la situación política y social y la búsqueda de unlenguaje nuevo. Ambas tendencias suponen una reacción frente al mundo burgués y unamuestra de desprecio por la mercantilización del arte. Son dos formas de reaccionar ante lacrisis fin de siglo.El modernismo busca un mundo estético basado en la rebeldía ante los valores burgueses, crea una lengua artística, muy elaborada, separada de la lengua habitual y solo alalcance de los iniciados.El noventa y ocho pretende reformar la realidad presente, pero sin alterar la esencia deEspaña, sus raíces históricas. Juan Ramón Jiménez juzga un error "considerar el modernismocomo una cuestión poética y no como lo que fue y sigue siendo: un movimiento jeneral teolójico, científico y literario" y continúa: la llamada generación del 98 no fue más que unahijuela del modernismo jeneral".

 Coincide con el rápido desarrollo de ciudades hispanoamericanas que adquieren unacondición cosmopolitas gracias al intenso comercio que mantienen con Europa y emprenden lamodernización de las estructuras coloniales heredadas y de las guerras civiles.Son los años de la confrontación entre con Estados Unidos que culmina en el desastrede 1898. La salida de los españoles planteaba el dilema de tomar el modelo norteamericano oreafirmarse en el carácter latino tradicional. Las ciudades copian a París y los escritores buscan referencias en la poesía francesa: Charles Baudelaire y Arthur Rimbaud que descubren en la vida industrial un nuevo género de hermosura, Paul Verlaine que proclama al Parnaso como el lugar donde viven y escriben losaristócratas de las letras y Stéphane Mallarmé, que pregona la poética del símbolo.

Tradicionalmente se asocia el desarrollo del movimiento en España con la llegada deRubén Darío en 1892, justo el mismo año en que artistas catalanes celebraban la primera fiestamodernista. Pero ya poetas españoles conocedores de la lírica hispanoamericana, como Salvador Rueda o Valle-Inclán, había publicado aquí versos cercanos a la nueva orientación.

El puente hacia la modernidad los constituyen Bécquer y Rosalía de Castro, cuya poesía intimista estará en la base de mejores modernistas españoles, aunque los considerados pre-modernistas son Ricardo Gil, Manuel Reina y Salvador Rueda. La nómina de modernistasen sentido estricto, aparte de Rubén Darío, está constituida por Manuel Machado, FranciscoVillaespesa, Eduardo Marquina...Será en 1913 cuando Manuel Machado declare en La guerra literaria: "el modernismono existe ya".

(ANTONIO GARCÍA MEGÍA)

Categorie: 
rss facebook twitter google+

Categorie news