Tu sei qui

Aristóteles. Una risorsa per il CLIL di Filosofia in lingua spagnola

red - Di seguito vengono proposti alcuni appunti di introduzione alla figura del filosofo Aristotele, utili per le classi in cui sono attivi dei percorsi CLIL di Filsofia in lingua spagnola.

Aristóteles

Aristóteles nació en Estagira (norte de Grecia). Con diecisiete años fue a Atenas a estudiar en la Academia platónica, donde permaneció veinte años -y donde también llegó a dar clases- hasta la muerte de Platón, su maestro. En el año 343 a.C; el rey de Macedonia, Filipo II, le encargó la educación de su hijo, el futuro Alejandro Magno. Tras viajar por varios lugares de Grecia, en el año 335 a.C. volvió a Atenas donde fundó una escuela rival de la Academia platónica, el Liceo. En el gimnasio había un paseo (perípatos), donde impartía algunas clases mientras paseaba con sus alumnos; de ahí que la escuela aristotélica se conozca, también, como la escuela peripatética. En el año 323 a.C. murió inesperadamente Alejandro Magno y se produjo en muchas ciudades griegas una reacción en contra de Macedonia y algunos aprovecharon la ocasión para acusar a Aristóteles del crimen de impiedad. Aristóteles marchó de Atenas y se dirigió hacia Calcis (Eubea) donde murió al año siguiente.

La obra de Aristóteles es muy extensa y variada. Comprende:

a) Obras de lógica, que son un conjunto de escritos, denominados más tarde Órganon.

b) Obras de física, una serie muy variada de escritos dedicados al estudio de la naturaleza y a la biología: Física, Sobre el cielo, Los meteoros, Sobre la generación y la corrupción, Sobre el alma, etc.

c) Escritos de filosofía primera, que forman un conjunto de libros consagrados al estudio teórico de la realidad. Esta colección ha sido denominada posteriormente Metafísica.

d) Obras de filosofía práctica. De Aristóteles se conservan tres obras de filosofía moral: Ética a Eudemo, Ética a Nicómaco y la Gran Moral. En el apartado político, es necesario mencionar la Política y la antología de 158 constituciones de ciudades griegas. También se puede incluir en este grupo de filosofía práctica la Poética y la Retórica.

Aristóteles inauguró varios campos de estudio, como en el caso de las obras de lógica, en las cuales no pudo partir de los escritos de sus antecesores. No puede entenderse la filosofía aristotélica sin ponerla en relación con la filosofía platónica. Aristóteles intentará superar el característico dualismo de Platón, que dividía la realidad en dos mundos: el mundo de las Ideas y el mundo sensible. Para Aristóteles, la esencia de una cosa -lo que la cosa es- no está fuera de la cosa, sino en la misma cosa. La sustancia es un compuesto de materia y forma, de modo que no puede existir una sin la otra. En contra de lo que decía Parménides y su escuela, el cambio y el movimiento son reales, puesto que no son más que la adquisición, por parte del sus trato material, de una nueva forma, de la cual, inicialmente, estaba privado. Así que el devenir, mezcla de ser y no-ser, es perfectamente posible porque no implica ningún tránsito del ser al no-ser o de éste a aquél.

Aristóteles utilizará también los conceptos de potencia y acto para hacer inteligible el hecho evidente del cambio, definido entonces como el paso del ser en potencia al ser en acto.

La característica más peculiar de la escuela peripatética es su teleología o finalismo: toda sustancia persigue un objetivo y tiende hacia la realización de su fin. Aristóteles estudiará los diferentes tipos de causas del cambio: la causa material, o materia de la que está hecha una cosa; la causa formal, o forma que adopta la materia; la causa eficiente, o motor del cambio, y la causa final, o finalidad a la que está destinada la cosa. La física aristotélica, está, muy influida por algunas de sus nociones metafísicas, Así, Aristóteles, siguiendo los pasos de Platón, divide el cosmos en dos grandes ámbitos: el mundo sublunar de los cuatro elementos terrestres, sede del cambio y de los movimientos irregulares, y el mundo supralunar, perfecto y eterno, formado a partir del éter puro, sometido únicamente al movimiento circular y uniforme. La evidencia de este movimiento astral obliga a Aristóteles a postular la existencia de una causa de este movimiento. Esta causa será denominada motor inmóvil, y es lejanamente identificable con el Dios de las religiones monoteístas.

Categorie: 
rss facebook twitter google+

Categorie news